2 de febrero de 2010

hay una brújula debajo del colchón y que se yo!

Creo que he hecho el viaje más largo nunca contado.
Que he conocido a valientes que escriben canciones que me hacen sonreír.
Que me he enamorado con un libro debajo del nórdico de la cama. Que he querido ser el canta autor que ilumina las fantasías de los que nunca temen.
Que he cantado nanas debajo de la luna y he vaciado mi alma para que por las noches me se más fácil olvidar besos con a sabor a miel.


Me he prohibido inventarte de nuevo para que cuentes conmigo los meses del año.
Que creo, que he visto demasiadas luces en este sombrío día.
Que se me calan las botas si suspiras, por no llevar chubasquero que proteja tantos sentimientos.
Que si mi mano es un pincel, píntame de azul las arterias por donde se canalicen mis deseos.
Y que tus dudas se tiñan de blanco nieve y desaparezcan bajo un manto de puntos chispeantes.
Que tu boca sea el cajón del olvido y que el whisky que se esconde por tu garganta se duerma entre estrofas de poesía.

Le he prohibido a mis ojos que te confundan entre la multitud.
Que se ahoguen tus sollozos entre lágrimas tatuadas en mi espalda.
Que he cantado canciones que no conozco, he conocido personas que no importan y...
Quiero gritarte que ahora está sonando una vieja canción en mi emepetrés, que ni siquiera se tararear.
Que dice que eres un tonto por alejarte de todo. Y que sólo quiere que vuelvas cuando toques mi alma cuando estés lejos.
....y que este es el viaje fantástico del que nunca te hablaré.

6 comentarios:

  1. "Le he prohibido a mis ojos que te confundan entre la multitud"... me ha encantado esa frase. :-)

    ResponderEliminar
  2. de lo bonito que es me asusta...
    precioso texto:)
    un besote!

    ResponderEliminar
  3. bonito cuaderno...

    la peli...pistas: un niño pijo encarnado en jude law, italia, la dolce vita...es fácil, en realidad ya la han dicho :P

    ResponderEliminar